miércoles, 17 de junio de 2009

Tú o tu veneno

Las palabras se encienden, dulce flama,
Prefiriendo antes el verbo al sustantivo,
Conteniendo mi atropello de motivos,
Volcándote mis versos, mi proclama.

Flores al viento, tu centro mi destino
Arroja la destreza de mi mano,
En mi pecho el orgullo del Cyrano
Se abre como un capullo a tu camino.

Tómame sin miedo, siente el trueno
Profundo de los ríos de mis venas,
Los ritmos del tambor de mi simiente.

O entrégame sin demoras tu veneno,
Ahórrame el agobio de mis penas,
Y el infierno de tu ausencia incandescente.

4 comentarios:

ZAYADITH HERNÁNDEZ dijo...

hermosísimo...se respira un poco de angustia, de quererse quedar, de ganas de prolongar las cosas al infinito...
besitos.

Leni dijo...

Instinto y deseo en forma
de soneto.
Ella es también su veneno.

LLegué a través de un seguidor.
A él no lo encontré.
Te encontré a tí.

Un abrazo

Pablo Hernandez Hogert dijo...

Gracias por los comentarios. A veces la pasión nos lleva a un estadío en blanco o negro...

Saludos

Romina.Cupp* dijo...

...Tómame sin miedo, siente el trueno
Profundo de los ríos de mis venas,
Los ritmos del tambor de mi simiente.

tremendo, pasión pura, la carne de gallina!!
besos
Romi

Bienvenidos

Gracias por acercarse a este espacio de libertad, donde vuelco mi pasión en forma de letras algunas veces, de imágenes otras.

Participen, aporten, recomienden...hagamos un pequeño lugar de encuentro.

Sus comentarios serán bienvenidos.